Tira
Divergences, Revue libertaire internationale en ligne
Slogan du site
Descriptif du site
Política sin políticos ¡Todo el poder para las Asambleas!
logo imprimer

Le 19 mai 2011

(…) de momento, poco te puedo contar. Está todo en el aire, y está creciendo. Veremos hasta dónde avanza la cosa. El movimiento es prácticamente en todo el país. Y todas las fuerzas políticas están desbordadas (¡no lo entienden!). Si la cosa avanza más allá de las elecciones (que parece que sí) esto tendrá sentido, si no será un a estratagema más...

Julián (La Rioja)

http://www.soltv.tv/soltv/index.html


Le 20 mai 2011

(Texto)
Hoy tomamos las uvas en Sol

La Junta Electoral nos quiere prohibir.

Pero olvidan que la verdadera legitimidad y la verdadera fuerza siempre han estado de nuestro lado.

A partir de las 12 de la noche existe la posibilidad de que intenten, de alguna forma, desalojar Sol.

Es vital que no puedan ni siquiera planteárselo, como ya ocurrió el miércoles.

¿Cómo? Es muy sencillo.

Para ello sólo hay que abarrotar la plaza, con entusiasmo, tanto que se colapsen también las calles adyacentes: Arenal, Carmen, Montera, Preciados, Mayor....
Puede ser interesante intentar llegar pronto por si cierran los accesos. Si están cerrados plantarse en las calles que rodean la plaza. Y no fiarse mucho de la televisión. Como el miércoles, hoy se inventarán mil tonterías para que nos quedemos en casa.

Ningún plan puede ser mejor que el que sigue: esta noche la historia te invita a una fiesta de un millón de personas por las calles de Madrid.

Hoy tomamos las uvas en Sol
Y después de medianoche comienza un tiempo (y un mundo) nuevo.

Pásalo.


(Texto)
¡QUE SE VAYAN TODOS!
Somos muchos los que en estos días hemos confluido en las calles en las protestas. Todos nos hemos identificado en el rechazo a los partidos políticos, en el rechazo a los sindicatos, a los empresarios... Ante todo nos hemos dado cuenta de que hemos llegado al límite. Que estamos hartos de ser los parias de este mundo. Que no soportamos más que unos pocos se llenen los bolsillos y vivan como reyes, mientras que a otros nos aprieten las tuercas más allá de todo límite con tal de mantener la salud de la sacrosanta economía. Que sabemos que para cambiar esto tenemos que luchar nosotros mismos, al margen de partidos, sindicatos y demás representantes que quieren endosarnos. Por encima de todo, esta realidad está expresando una cuestión fundamental que afecta en todo el mundo: la contraposición de necesidades e intereses entre la economía y la humanidad. Esto lo han entendido perfectamente nuestros hermanos rebeldes en el Norte de África, esto lo entendemos hoy aquí cuando la situación ya es insostenible para todos nosotros y salimos a luchar. Hemos aguantado lo inaguantable, hemos sufrido un empeoramiento en las condiciones de vida que no se producían desde hace décadas. Pero finalmente hemos dicho basta, y aquí estamos, expresando nuestro rechazo a todo este sistema infernal que transforma nuestra vida en mercancía.

Queremos, por cierto, expresar nuestro rechazo tajante a la etiqueta de ciudadano. Bajo esa etiqueta se aglutina a todo bicho viviente, desde el político al parado, desde el dirigente sindical al estudiante, desde el empresario más forrado hasta el obrero más miserable; se mezclan condiciones de vida totalmente antagónicas. Para nosotros no se trata de una lucha de ciudadanos. Es una lucha de clases entre explotados y explotadores, entre proletarios y burgueses como dicen algunos. Parados, trabajadores, estudiantes, jubilados, inmigrantes... formamos una clases social sobre la que recaen, en mayor o menos medida, todos los sacrificios. Políticos, banqueros, patronos... forman la otra clase de la sociedad, la que se beneficia, también en mayor o menor medida, de nuestras penurias. El que no quiera ver la realidad de esta sociedad declases vive en el mundo de las maravillas.

Llegados hasta aquí, protestando en las plazas de numerosos ayuntamientos del país, es hora de reflexionar, es hora de concretar nuestras posiciones, de orientar bien nuestra práctica. La heterogeneidad es grande, sin duda. Hemos confluido compañeros que llevamos muchos años luchando contra este sistema, otros que hemos salido por primera vez a las calles, unos que tienen claro ir “a por el todo” (“lo queremos todo y ahora” rezaba una pancarta en la puerta del sol), otros hablan de reformar diversos aspectos, otros se encuentran desorientados, otros solo quieren manifestar su hartazgo.... Y también hay quien, esto hay que tenerlo bien presente, trata de pescar en río revuelto, quien busca canalizar este descontento para neutralizar su fuerza aprovechando las indecisiones y debilidades que portamos.

Desde luego algo que hemos discutido entre diversos compañeros en las calles es que nuestra fuerza está en el rechazo, en el movimiento de negación de lo que nos impide vivir. Es lo que ha forjado nuestra unidad en las calles. Pensamos que hay que avanzar por ahí, profundizar y concretar mejor nuestro rechazo. Por eso, porque la fuerza la tenemos en esa negación, tenemos claro que no solucionaremos nuestros problemas exigiendo mejorar la democracia, tal y como en algunas consignas se ha escrito, ni siquiera reivindicando la mejor democracia que nos imaginemos. Nuestra fuerza está en el rechazo que estamos manifestando a la democracia real, la democracia “de carne y hueso” que sufrimos día a día y que no es otra cosa que la dictadura del dinero. No hay otra democracia. Es una trampa reivindicar esa democracia ideal y maravillosa que nos han contado desde pequeñitos.

De la misma manera no se trata de mejorar este aspecto o este otro, pues lo fundamental seguirá en pie: la dictadura de la economía. Se trata de transformar totalmente el mundo, de cambiarlo de arriba abajo. El capitalismo no se reforma, se destruye. No hay caminos intermedios. Hay que ir al fondo, hay que ir a la abolición del capitalismo.
Hemos ocupado la calle a unos días de la fiesta parlamentaria, esa fiesta donde se elige quién será la jeta que ejecutará las directrices del mercado. Bien, es un primer paso. Pero no podemos quedarnos ahí. Se trata de dar continuidad al movimiento, de crear y consolidar estructuras y organizaciones para la pelea, para la discusión entre compañeros, para afrontar la represión que ya nos ha golpeado en Madrid y en Granada. Hay que ser conscientes que sin la transformación social, sin revolución social, todo seguirá igual.

Llamamos a seguir mostrando todo nuestro rechazo al espectáculo del circo electoral en todas las formas que podamos. Llamamos a levantar en todos lados la consigna “¡Que se vayan todos!”. Pero llamamos tambien a que la lucha continúe tras las elecciones del Domingo 22. A que vayamos mucho más allá de estos días. No podemos dejar morir los lazos que estamos construyendo.

Llamamos a la formación de estructuras para luchar, llamamos a que entremos en contacto, a que coordinemos el combate, a luchar en las asambleas que se están creando haciendo de ellas órganos para la pelea, para la conspiración, para la discusión de la lucha, no para mítines ciudadanos. Llamamos a organizarnos en todo el país para luchar contra la tiranía de la mercancía.

A LA CALLE, ¡A LUCHAR!
LA DEMOCRACIA ES LA DICTADURA DEL CAPITAL
EL CAPITALISMO NO SE REFORMA, ¡SE DESTRUYE!

BLOQUE “¡QUE SE VAYAN TODOS!”
qsevayan@yahoo.es

19 de Mayo de 2011

Se alienta la reproducción y difusión de este texto por los medios que se crean convenientes


(Texto)

Política sin políticos
¡Todo el poder para las Asambleas!

El pasado domingo, una constelación de individuos rebeldes marchamos tras la pancarta del Bloque Libertario y Autónomo que rezaba: “Lo queremos todo. Lo queremos ahora”. Allí, desafiando a un Goliat que se decía invencible, nos vimos gentes de diversas procedencias (comunistas sin partido, anarquistas, gente desligada de las podridas parodias de “hacer política”: los partidos de izquierda que por doquier se desmoronan…), pero que sin embargo compartíamos la necesidad de establecer espacios de acción y ofensiva contra todo el sistema político y financiero. Como si fuera un virus, el lema pronto apareció en manifiestos y en la prensa e incluso llegó a ser atribuido -aunque, por supuesto, erróneamente- a Democracia Real Ya. También vimos la pancarta llevada por rostros anónimos y desconocidos para nosotros, justo cuando a la altura de la Plaza de Callao estaba a punto de iniciarse la puesta en práctica del habitual estilo policíaco. Aquellos improvisados portadores del lema comprendieron que el Bloque es eso mismo, algo sin líderes ni servicios de orden. El Bloque somos todos.
Parece que lo que sucedió el domingo aconteció hace mil años. Este es un efecto siempre lógico en los momentos de revuelta, un salto de tigre, una ira apasionada que por fin se revela.
Amigos/as, es verdad… ¡Lo queremos todo! e incluso más.
Hoy vemos el rostro del Viejo Mundo (partidos, sindicatos, las pasma, medios de comunicación… todos ellos aterrorizados ante las dimensiones del Movimiento) y este es más viejo que nunca. Tras los acontecimientos de los últimos días e incluso horas, tenemos la constancia de que ya no hay marcha atrás. La presencia de los partidos políticos prácticamente ha desaparecido; pensar en la inicial tabla de reivindicaciones de Democracia Real Ya (aquello de la reducción del gasto militar o el control del absentismo de los políticos…) ha sido superado por un Movimiento que, hasta el momento ha demostrado ser ingobernable, asambleario y ágil a unos niveles mínimos.
Nos lo jugamos todo.
El Movimiento se debate entre el reformismo y la anarquía. Nosotros no tememos a la anarquía, lo que nos da pavor es que mañana todo vuelva a ser como antes, la misma vida controlada, la misma alienación, la misma Mafia. En este sentido, cualquier intento por controlar el Movimiento debe contar con el rechazo frontal, porque es únicamente en su propia dinámica y praxis, en su realización sobre el terreno, donde los rebeldes pueden ir ganándole terreno al Poder. El futuro de todo esto debe permanecer tan abierto como sea posible, como una aventura imprevisible. Esta especie de “caos organizado” nos gusta, pero ahora tenemos la posibilidad de marchar hacia adelante o no ser nada, porque “atrás” sólo nos queda lo que ya sabemos: el Viejo Mundo.
A partir de ahora lo único que puede amplificar la protesta es generalizarla. Para lograrlo, hemos de establecer alianzas con otros colectivos y sectores sociales. El Movimiento debe buscar el conflicto allí donde está, invitando a unirse a la lucha a las asociaciones víctimas de los desahucios, los bomberos en lucha, los sin papeles o los colectivos de Cañada Real, entre muchos otros. Si la protesta es contra todos los órdenes de la vida, la lucha debe abrirse a todo el mundo, porque es en este mestizaje donde reside la clave de su supervivencia y autodefensa.
¡Solidaridad, cariño y apoyo a los detenidos el 15M!
¡Todo el poder para las Asambleas!

Grupo Salvaje, 18/05/2011.

http://www.youtube.com/watch?v=mO8emqoIsbs&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=tgjsFPkS4TA


Le 21 mai

(…) estoy muy emocionada, hace tiempo que se estaba cociendo algo, pero lo que he visto estos días supera mis espectativas. Nunca había visto una asamblea de más 10.000 personas! Y con tanto consenso! La gente realmente se está organizando.
Veremos despues de las elecciones (el domingo) cómo sigue todo y qué se hace fuera de la plaza...
En esta web encontrarás la información que se está dando desde dentro de la plaza Catalunya, hay fotos, escritos, etc:

http://acampadabcn.org/

En Radio Contrabanda están retransmitiendo en directo las asambleas de la plaza.

Magali (Barcelona)


(…) Es un movimiento muy heterogéneo, popular y sin protagonismo de las siglas u otras organizaciones... Te dejo aquí algunos enlaces para que les eches una ojeada:

Raul (Cordona)

http://www.diagonalperiodico.net/
http://www.elviejotopo.com/web/otrostextos.php
http://blogs.publico.es/fueradelugar/


(…) No creo que pueda añadir, a nivel informativo, una crónica que bien conoces por los media y por los medios alternativos.
Una simple vivencia de esta noche. Regreso de la Plaza de Catalunya.
Es una gozada poder juntarte con miles (10.000?) de personas para protestar y gritar las consignas que crees expresan tu malestar, tu rabia o tus proyectos. No cada día se puede hacer esto. Después de dos horas continuadas de protesta viene la asamblea: la plaza (los miles) queda en silencio, todos sentados y empieza el intercambio de palabras y el ensayo difícil de formas de intercambio de ideas, debate, resoluciones, con la ingenuidad que da la carencia de liderazgos manifiestos. Y esta asamblea cada noche durante tres horas. Y por lo que dicen algo así se pasa en la mayoría de ciudades españolas. No creo que se trate de un efecto mimético gracias a internet, a lo que lo reducen los analistas mediáticos. Simplemente es la contestación a una misma situación de malestar agravada por las medidas, avanzadas por el gobierno, de recortes de prestaciones sociales, recortes salariales, desempleo masivo, legislación laboral de una regresión increíble, corrupción desenfrenada, hipotecas,..etc.. Tu bien conoces. Las reivindicaciones que se avanzan son de los más plural, como plural es la gente congregada. Desde los que piensan que dentro de este sistema capitalista en vigor no son posibles cambios reales a nuestro favor, hasta los que discuten desde dentro los sistemas más corruptos del sistema actual, avanzando propuestas en la misma lógica del sistema que discuten. Desde los que agradecen a los media que expanda el movimiento, hasta los que los querrían fuera de la plaza. Desde los que piensan que ahora el número es lo importante, hasta los que acotan más la afinidad requerida....
En fin, bien conoces todo esto...
Quim (Barcelona)


(Texto)

La Asamblea de la Plaza de Catalunya tomada por políticos

Otra vez los políticos nos están engañando. Ahora lo están haciendo en
nombre de una lucha “antipartidaria” y en contra de los políticos. Pero
estos sólo quieren oponer a los políticos en poder para que ellos pueden
ser los nuevos líderes, manipulando a todos nosotros, utilizándonos como
un vehículo para llegar al poder.
Nos hemos enterado que la Asamblea Central y varias de las comisiones
están controladas por gente de varios grupos y partidos políticos
“alternativos” como Desdebaix y En Lluita. Incluso políticos de la lista
de candidatura están monopolizando el micro y formulando todas las
propuestas, que luego hacen que se apruebe por un consenso falso y
manipulado.

Mientras hablan de la necesidad de una asamblea central y las comisiones
especializadas, varias veces no han respetado decisiones de la propia
asamblea, cuando les conviene.

Por ejemplo: se ha dicho claro desde el principio que no tenemos
portavoces ni manifiestos unitarios, y que nadie nos representa, pero en
la asamblea de viernes noche, lanzaron una propuesta con una lista de
demandas, que implica el dialogo y el pacto con los políticos y el sistema
vigente. También se acordó posponer la decisión de toma de firmas a la
asamblea del viernes noche, y fué mi sorpresa ver como en diferentes
puntos de la plaza, desde esta mañana se recogían firmas para fines
desconocidos pero luego vinculantes a la asamblea general.

Han generado un consenso para casi todas sus propuestas, utilizando los
trucos más básicos para manipular la asamblea, siempre poniendo su opción
preferida en positivo y en la primera posición, y yendo rápido para
desanimar el debate. Y sobre todo, nunca cuestionando a sus bases
ideológicas sino insertándolas en propuestas concretas.

Además, se ha publicado un comunicado, sin pasar por ninguna asamblea
abierta, lanzando unas acusaciones a la gente libertaria que estamos
participando en la Plaza y que no estamos de acuerdo con un pacifismo
exclusivo, dado que la diversidad de tácticas tiene una larga y importante
historia en las luchas de Catalunya. Nos acusaron de ser agentes
policiales y provocadores, así intentando silenciar los que más criticamos
a los políticos que siempre intentan controlar y manipular todo lo que
surge desde abajo.

También intentaron echar de la plaza un par de carpas autoorganizadas,
diciendo que esta era el sitio para las comisiones.

No sólo en la política oficial, sino también en la política de la Asamblea Central se está ganando la abstención. Nos preguntamos, ¿como puede ser
legítimo una asamblea donde la mitad de las personas ni pueden escuchar
porque ahí estamos tantas personas, la gran mayoría no pueden participar
activamente porque políticos y vanguardistas están monopolizando el micro
y cortando los demás, o porque en las comisiones consideradas más
estratégicas se aplastan cualquier propuesta que viene de afuera, donde
gente con niños o gente mayor o gente con un horario duro de trabajo no
pueden participar fácilmente, por la forma masiva que los políticos
internos han elegido mientras la presentan como una necesidad insuperable?

Una gran parte de las actividades y infraestructura de la Plaza Catalunya
ya está autoorganizado por gente diversa sin tener que pasar por una
asamblea central.

La autogestión es nuestra fuerza. Políticos fuera de la Plaza. ¡Que se
vayan todos!

(Barcelona)




Sitio realizado con SPIP
Con el esqueleto ESCAL-V3
Versión: 3.87.47